5 malos hábitos que pueden llevar a cualquier emprendedor a la quiebra

Publicado por Facturify en

Llegar a la cima no es tan fácil como descender, hay miles de emprendedores que se han ido a la quiebra por no saber lidiar con el éxito, y otros solo por las circunstancias internas y externas que suelen presentarse. 

Las estadísticas señalan que, en México, el 75% de los negocios de emprendedores fracasan en los primeros dos años de vida. De hecho, un reporte de The Failure Institute, detectó las cinco razones principales del fracaso, las cuales te compartimos a continuación: 

1. Ingresos insuficientes. Con el 65%, es la causa principal de fracasos. Y es que emprender no es una tarea sencilla. Mantener un negocio con dinero que no produce el mismo negocio puede ser tormentoso. La falta de ingresos puede darse por varias razones, entre ellas tener pocas ventas, mal manejo del capital y la falta de acceso a créditos. De hecho, en un país como México, en donde la economía y la política son inestables, a veces es complicado que las personas consigan el apoyo financiero necesario para crecer. 

2. Falta de indicadores. Otra de las razones más importantes, es no medir los resultados que tiene el negocio. Puede que esto se deba a la falta de objetivos claros, además del objetivo obvio y fundamental de ganar dinero. Pero los objetivos van más allá de las razones económicas, es decir, habría que cuestionarse: ¿por qué y para qué se trabaja en un negocio?, ¿cuál es el rendimiento requerido y cuál el esperado?, y, ¿en cuánto tiempo se pueden cumplir los objetivos?, entre otros.

3. Falta de análisis. Elaborar un plan de negocios a veces parece una tarea irrelevante, por lo que algunos emprendedores no lo hacen a conciencia, lo que da como resultado que actúen de forma reactiva para solucionar los problemas que se presentan. Lo óptimo sería analizar varios caminos y posibilidades, para así tomar decisiones acertadas con base en conocimiento. Cuando el futuro de un negocio depende de las decisiones, no es buen momento para improvisar.  

4. Planeación deficiente. La mayoría de los emprendimientos nace a partir de una buena idea por parte del emprendedor, y es precisamente ahí donde radica el problema pues los emprendedores se enamoran de su producto o servicio y se enfocan en perfeccionar cada detalle de este. Sin embargo, aunque tengan un producto increíble, es necesario poner atención en todas las áreas (servicio al cliente, marketing, comercialización, distribución, etc.), pues todas ellas impulsarán el nuevo emprendimiento. Cabe mencionar que uno de los sectores que más cae en este error, es el  tecnológico.  

5. Problemas de ejecución. ¡Cuidado! Si las hipótesis no se comprueban,  la planeación puede ser un arma de doble filo. Pueden existir muchas buenas ideas, pero si no son lo que el mercado necesita o requiere, el negocio está condenado al fracaso. 

Emprender es una tarea complicada, porque, a diferencia de los colaboradores en una empresa, una persona que emprende debe estar al pendiente de todas las áreas de la empresa, no solo de la parte que podría creer que le corresponde. 

Actualmente, existen plataformas que ayudan a los emprendedores a automatizar algunas tareas de áreas que podrían descuidar si el foco de su negocio no se encuentra ahí. Por ejemplo, Facturify ayuda a personas físicas y morales a automatizar y personalizar su sistema de nóminas y facturación, permitiendo al emprendedor tener un estricto control sobre sus finanzas sin necesidad de tener que preocuparse por ello. 

Otros artículos que podrían interesarte:

5 factores para rescatar tu negocio de la crisis

10 malas prácticas de facturación electrónica


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *